Nace una curiosa feria con un único libro por editorial

La iniciativa pretende reactivar títulos ya publicados de calidad pero que no tuvieron en su momento el despegue esperado

 

Fuente: La Vanguardia

Así como Carlos Ruiz Zafón escribió la tetralogía El cementerio de los libros olvidados , hemos pedido a tres editoriales que escojan su libro olvidado, el título que no funcionó según sus expectativas cuando lo publicaron. Laura Baena, de Edicions de 1984, dice que el libro La bruixa , de Jules Michelet, en traducción de Anna-Maria Corredor, es uno de los suyos: “Es una gran obra, de mucha calidad, pero ha estado poco reconocida y no ha circulado como nos habría gustado”. La bruixa es un libro de la Ilustración francesa que reivindica el papel de la mujer y analiza por qué los hombres convirtieron a algunas mujeres en brujas. Un libro moderno escrito en el siglo XIX.

Isabel Obiols, de la editorial Anagrama, también tiene una espina clavada. En su caso es Laëtitia o la fi dels homes , de Ivan Jablonka, que reconstruye la violación y el asesinato de Laëtitia Perrais, una chica de 18 años de Nantes, y analiza y disecciona una sociedad machista que se autoprotege. “Me da rabia y pena al mismo tiempo. Salió en septiembre del 2017 e incluso vino el autor de París, pero el momento político de aquel otoño causó que no se le hiciera el caso que merecía”.

También la editora Sandra Ollo escoge su libro olvidado: Madame Solario , de Gladys Huntington (Acantilado). La moral y la amoralidad de las clases acomodadas antes de la Gran Guerra, ambientada en una colonia de veraneantes en el lago de Como. “Es una gran novela pero no funcionó, a pesar de tener una gran crítica de Robert Saladrigas”. 

Cómo funciona

Pues bien, pronto estos libros, u otros que escojan las editoriales, tendrán una nueva oportunidad. La editorial Comanegra se ha ingeniado una curiosa feria para reavivar algunos de esos títulos: la Fira del Llibre Únic . Cuenta Joan Sala que empezaron a trabajar antes de la pandemia: “La idea nace el pasado año reflejándonos en la librería Morioka Shoten de Tokio, que vende un único título cada semana. Decidimos organizar un festival literario que recogiera la filosofía de esa librería, lejos de ritmos frenéticos y de listas de más vendidos, que ponga la lectura en el centro e incluya otra condición: que los libros no sean novedades, que hayan pasado un mínimo de dos años desde que se publicaron”.

La preparación de la primera edición, que había de hacer el 20 de junio, se detuvo cuando estalló la crisis sanitaria, y ahora habrá que esperar hasta el 2021. “Los gastos los asume Comanegra y la montaremos en el patio de la antigua fábrica Lehman con otras once editoriales”, afirma Sala. El editor cree que “hay libros que, por las circunstancias que sean, no han tenido la vida que se merecían”.

Comanegra invitará a otras once editoriales a presentar un solo título de su catálogo

Con esta iniciativa “queremos alargar la vida de los libros”. De momento, solo doce editoriales, que solo podrán llevar un libro a la feria. “Ya lo teníamos todo hablado para hacerlo este año, pero la pandemia nos ha pasado por encima”, declara Sala, que no pierde el optimismo. Han descartado aplazarla a otoño y ya tienen nueva fecha: el 13 de junio del 2021.

Así pues, la Fira del Llibre Únic se hará el próximo año, con actos durante todo el día y con este planteamiento asumible según sus posibilidades. Sala no quiere decir cuáles eran las editoriales invitadas, pero aclara que “el próximo año, si quieren, serán las mismas”. “Cuando anunciemos la feria, se sabrán las doce editoriales, pero los lectores nos tendrán que visitar para saber qué libro habrá escogido cada una de ellas”, concluye.

Nace una curiosa feria con un único libro por editorial
Tagged on: